26 octubre 2013

Mulleres Colleiteiras

El colectivo Mulleres Colleiteiras, que se creó el pasado mes de abril, está a punto de abandonar su fase de pruebas y de alcanzar la madurez, así que tiene como objetivo prestar servicio no solo en el barrio de Monte Alto sino también en el de Os Rosales y seguir creciendo.
Mulleres Colleiteiras es la iniciativa de quince mujeres chabolistas -de los asentamientos de As Rañas y A Pasaxe- que vieron en la recogida, el tratamiento y el reciclaje del aceite usado doméstico la oportunidad de empleo que las grandes empresas le negaban. Con la ayuda de Arquitectos Sen Fronteiras iniciaron un proyecto piloto en Monte Alto, con quince puntos de recogida y, ahora, han presentado esta idea a la convocatoria de Emprendimiento Social de la Obra Social La Caixa. Solicitarán unos 30.000 euros para convertirse en empresa y gestionar así su futuro.
Si las mujeres consiguen esta financiación, podrían hacer frente a los gastos derivados de la creación de la firma y también a la difusión del proyecto, que recibirá el apoyo de emprendedores que han conseguido sacar adelante ya sus ideas de negocio.
Si La Caixa les concediese este dinero para convertirse en empresarias y si el negocio llegase a dar beneficios, según explica el portavoz de Arquitectos Sen Fronteiras, Juan Aradas, durante un tiempo, Mulleres Colleiteiras cedería un 5% de sus ganancias a un fondo de La Caixa para financiar otros proyectos que, como el suyo, sirvan para combatir la exclusión social.
A partir del mes de diciembre, los alumnos del colegio Emilia Pardo Bazán, según explicó ayer Aradas, se convertirán en parte activa de esta iniciativa, ya que podrán participar en actividades formativas sobre la importancia del cuidado del medio ambiente y sobre todo aquello que, desde sus casas o desde su colegio, pueden hacer para fomentar la ecología.
"Ahora tenemos que buscar entidades y locales que nos dejen instalar los contenedores de recogida en Os Rosales", comentó ayer Aradas. En Monte Alto, durante estos seis meses, los vecinos pudieron depositar el aceite usado en sus cocinas en quince puntos y la asociación del barrio Atochas-Monte Alto-Torre de Hércules, puso a disposición de los usuarios un correo electrónico para resolver dudas y también su teléfono para que las integrantes de Mulleres Colleiteiras pudiesen atender a los vecinos.
La idea del colectivo no es trasladarse a Os Rosales sino ampliar su oferta de servicio que, hasta ahora, solo se prestaba en Monte Alto. Las colleiteiras cuentan con grandes contenedores de recogida, pero también hacen recorridos por el barrio, reuniendo, puerta a puerta, litros de aceite de origen vegetal usado que salvan de convertirse en un vertido contaminante, al no dejarlo correr por las tuberías del fregadero. Ese aceite, más tarde, se procesa y cuenta con una nueva vida que le dan, de manera gratuita para los vecinos, las mujeres de uniforme rosa.